Un entramado de empresas del sector de la construcción en las ciudades de Tampa, Orlando y Miami estaría siendo investigado por las autoridades estadounidenses en Florida, bajo la sospecha de servir como tapadera para el blanqueo de capitales provenientes de actividades ilícitas. Algunos de los negocios implicados, incluso, acumulan denuncias por incumplimiento de contratos.

En el centro de la trama se encuentra Phoenix Renovations and Constructions LLC, una empresa propiedad del empresario venezolano Roddys Torres Marcano, originario de Ciudad Ojeda, Estado Zulia, y residente en Miami desde hace aproximadamente un lustro. Torres Marcano, hijo de René Pérez Marrero y Raquel Marcano, dirige el negocio junto a su esposa y socia, Katiussa Da Silva Oliveira.

Maniobras legales y cómplices financieros

La investigación, que ya estaría en manos de las autoridades federales, apunta a que Torres Marcano estaría valiéndose de los servicios de su abogada, la chef Jennifer A. Daskevich, con sede en Tampa, en un intento por encubrir sus actividades ilícitas.

Jennifer A. Daskevich

Entre los nombres que resuenan en los documentos oficiales se encuentra el de Wilson Lester Marcano, presunto propietario de la empresa Wilson Contracting LLC, así como el de Lucia Cabrera Da Silva, agente del TD Bank ubicado en 9400 North 56th ST, Temple Terrace, FL. 33617.

La red se extiende con la aparición de Runelvis Torres y su hermano, Rideisvyt Torres, actualmente residiendo en Argentina.

Cuentas fantasma y un entramado internacional

La madeja de este entramado de blanqueo de capitales se complica aún más con la participación de Francisco Lazo, un ciudadano cubano residente en Tampa, quien, presuntamente, prestaría sus cuentas bancarias para lavar el dinero proveniente de las actividades ilegales.

Las autoridades continuarían con las pesquisas para desenmascarar por completo esta red de lavado de dinero con ramificaciones internacionales y llevar a todos los implicados ante la justicia.


 

escuelainternacionaldelainfluencia.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *